ENVÍOS DISCRETOS EN 24/48H - GRATIS > 30€

Vapers y Pods de vapeo

 
vapers y podsLos Pods están ganando cada vez más popularidad y con razón. Son fáciles de llevar a todas partes por su tamaño compacto, son fáciles de usar y son baratos, lo que los hace interesantes para muchos principiantes.

Los vapers tipo pods suelen usarse para lo que se denomina vapeo «boca-pulmón», es decir, las caladas son similares a un cigarrillo convencional. No emiten enormes nubes de vapor y el vapor debe introducirse en la boca y luego inhalarse, igual que un cigarrillo de tabaco normal.

Lo más inteligente de este tipo de cigarrillos electrónicos son precisamente los exclusivos pods, que son el depósito y la boquilla en una sola unidad que simplemente se encaja en la batería. Entre otras cosas, esto te da la opción de cambiar entre diferentes pods sin tener que terminar de vapear uno primero, lo que te permite cambiar entre diferentes sabores más fácilmente.

Algunos pods son bastante sencillos y suelen llevar un solo botón, mientras que otros tienen pantalla y opciones para ajustar tu experiencia de vapeo.
Algunos de los vapers más avanzados te permiten elegir entre diferentes potencias de pods, de modo que puedes subir y bajar los ohmios. Cuanto más bajo sea el ohmio, más vapor y a menudo un sabor más intenso. Sin embargo, conviene recordar que cuanto más bajo sea el ohmio, mayor será el desgaste de la batería, así que piensa siempre en la importancia que tienen esos ohmios para ti.

Hay diferentes tipos de sistemas de pods. Algunos son diminutos y no tienen mucha batería, otros son un poco más grandes y tienen más capacidad de batería. Algunos tienen un botón que tienes que pulsar para que salga el vapor, otros tienen la función de «auto-aspirar», lo que significa que sólo tienes que aspirar para activar el vapor. Algunos sistemas de pods tienen un solo cartucho que encaja, con el tanque, la boquilla y la resistencia todo en uno – en estos pods, todas las piezas pueden ser reemplazadas. Por el contrario, algunos tienen diferentes resistencias para elegir, y sólo se sustituye la resistencia.

¿Por qué elegir un vaper tipo pod?

Los pods son muy cómodos si eres nuevo en el mundo del vapeo y necesitas algo que sea fácil de usar, o si buscas un cigarrillo electrónico pequeño para llevarlo contigo. Cuando tenga un sabor desagradable o esté gastada, se saca el pod y se desecha, y se pone uno nuevo. Los otros cigarrillos electrónicos son mucho más complicados de tratar. En un pod, normalmente no hay pantallas, botones ni nada que controlar. Cuando utilizas un vaper tipo pod, puedes tener varios cartuchos o pods con diferentes sabores. Por tanto, es fácil cambiar si quieres un sabor diferente.

Cuando el pod tiene un botón, tienes que mantenerlo pulsado para vapear, y se pueden apagar y encender para que no se activen accidentalmente en tu bolsillo. Con los pods de auto-calada (sin botón), sólo aspiras cuando quieres vapear, y por tanto no se pueden activar en el bolsillo por error. Sólo es cuestión de lo que te resulte más cómodo de usar; al fin y al cabo, vapear debería ser una experiencia cómoda y ergonómica.

¿Resistencias intercambiables o pods intercambiables?

Si eliges un cigarrillo electrónico con resistencias (coils) intercambiables, puede haber varias resistencias para elegir. Diferentes resistencias proporcionan diferentes experiencias de vapeo, y esto es una ventaja porque son más fáciles de personalizar según la experiencia de vapeo que estés buscando. Puedes elegir una calada más floja o más ajustada, pero los pods con resistencias intercambiables también pueden ser un poco más avanzados.

La mayoría de pods no tienen resistencias intercambiables, sino que requieren que sustituyas todo el pod o cartucho, por lo que sólo hay una resistencia para elegir. Esto puede ser una ventaja porque no hay demasiadas opciones que te puedan confundir.

Actualizando…
  • No hay productos en el carrito.